Recetas

Champiñones simples

Tiempo de lectura: 1 minuto

Cuando se cultiva cebada, después de recoger el grano se siega el tamo y esta paja seca se usa en cuevas, revuelta con boñiga, para producir estos maravillosos hongos que se llaman champiñones.  Son espectacularmente prolíficos y deben cosecharse todos los días.  Hay en el mundo verdaderas autopistas de estas cuevas, de kilómetros de largo, con miles de cajones en donde se producen toneladas de champiñones diariamente. 

Los champiñones son nutritivos, pero no deben comerse crudos.   Se limpian con un cepillo sólamente, pero no se lavan.   Esta es una receta muy simple y deliciosa.

Ingredientes:

  • champiñones enteros
  • ghee
  • aceite de oliva
  • sal marina

Preparación:

Si tienes champiñones grandes, separa los troncos de las copas y dóralos en poco aceite o ghee, primero por la parte curva y luego dándoles la vuelta (de ese modo, el líquido que sueltan caerá).  Si son pequeños, puedes dejarlos enteros, con todo y pié.  Agrega sal y sírvelos.

Director Médico de Salud Universal.

Médico de la Universidad del Rosario de Bogotá. Dedicó 9 años de su vida a la investigación en el área de la Inmunogenética y la Biología Molecular, en Harvard.

Te puede interesar:  Alcachofas al natural

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.

También te puede interesar