Tiempo de lectura: 2 minutos

La primera paciente con enfermedad autoinmune a quien tratamos con esta dieta tenía 8 diagnósticos distintos, todos estudiados y comprobados: Sjogren, Lupus, Vasculitis, Artritis, Fibromialgia, CREST, Insomnio y Colon Irritable.  Le propusimos una dieta de eliminación y en semanas comenzó a mejorar.  Sus exámenes de laboratorio (que le mandaba a hacer regularmente su reumatólogo) mostraban que su autoinmunidad estaba controlada.  Simplemente, ya no se hacía daño 3 veces al día comiendo alimentos que provocaban su sistema inmune.

Si lo pensamos bien, en muchas enfermedades comunes la inflamación juega un papel importante: obesidad, hipertensión, artritis, problemas del colon, rinitis, alergias, incluso el alzheimer, para citar algunas.  Los alimentos a los que hacemos alergia son causa frecuente de inflamación.

Por años le hemos propuesto a miles de pacientes que hagan esta dieta y en tres semanas resuelven qué alimentos les hacen daño.  Es difícil de hacer, pero muchos síntomas serios mejoran decisivamente en 7 días o antes.  Una guía completa de esta dieta (que genera muchas dudas y preguntas y requiere mucha ayuda en forma de tips y recetas) se encuentra en otros artículos relacionados.

Pocos alimentos producen inflamación en las personas, pero son alimentos muy comunes en nuestra dieta moderna.  Nuestras defensas, que rodean todo el tubo digestivo se activan cada vez que entran en contacto con estos alimentos, porque reaccionan a ellos.  Esta reacción produce inflamación y dolor y está en la base de muchas enfermedades.  Como decía el gran patólogo Iliá Metchinikoff (1845-1916) «la muerte comienza en el Colon«.

Esta Dieta sirve para tratar la mayoría de las enfermedades crónicas.  Incluso sirve para prevenirlas.  Es una dieta drástica, pero piensa que sólo la vas a hacer durante un par de semanas; al seguirla identificarás cuales son los alimentos que te hacen daño y cuales no.

Te puede interesar:  Guía de alimentación para enfermos renales

La guía básica de una dieta de Eliminación es así:  (Puedes descargarla aquí en PDF)

Proteína Evitar TODA carne procesada: salchichas, jamones, tocino.  Trata de comprar la versión más natural posible de pollo, pavo, pato, ganso, codorníz, avestruz, pescado, marisco, cordero, venado, conejo, huevos, carnes silvestres (1).
Productos Lácteos & Alternativas a ellos Evitar todo producto lácteo.  Se permiten las alternativas a los lácteos: coco, cáñamo, arroz, avena, almendras
Grasas & Aceites Se permiten extraídos en frío: Oliva, linaza, ghee (mantequilla clarificada), coco, aguacate, aceites de nueces.  Evitar todos los aceites no extraídos en frío.
Nueces & Semillas Consumir coco, piñones, semillas de chia, linaza, almendras, nueces de Brasil, nueces de nogal, castañas, avellanas, pecanas, harinas y preparados de nueces (quesos, mantequillas, leches).  Elimina el maní, por ejemplo.
Vegetales Sin Almidón Consumir TODOS.
Vegetales de Almidón Consumir TODOS.
Legumbres Consumir TODAS.
Frutas Consumir TODAS.
Granos Optar por la quinoa, mijo, amaranto, teff, avena, tapioca, arroz integral, maíz y sorgo.
Hierbas & Especias Consumir toda especia pura, fresca o seca.
Bebidas ELIMINAR el café (2), té negro y el alcohol (3).  Optar por beber agua, tés herbales descafeinados, agua de seltzer, agua mineral, jugos diluidos en agua, jugos vegetales.
Edulcorantes Usar muy poco: stevia, xilitol, jarabe de arroz integral, sirope de arce, endulzante de frutas, melaza blackstrap
Miscelánea Consumir caldos, alimentos fermentados o cultivados, vinagres (todos menos vinagre blanco)

Los alimentos citados se eliminan por 21 días y luego se reintroducen uno a uno y se come una buena cantidad durante 1-3 días.  En ese entonces verás el efecto real que tiene cada alimento en tu caso personal.  Puedes escoger libremente con cuál alimento empezar.

Te puede interesar:  ¿Qué efecto sobre la salud tiene la cafeína y las bebidas estimulantes?

Algunas recetas que puedes hacer con esta dieta de eliminación:

Desayuno:

Bebidas y acompañantes:

Merienda:

  • Fruta picada
  • Palitos de verdura con hummus
  • Pedazos de coco fresco
  • Bayas frescas como: fresas, uchuvas o uvas
  • Nueces

Almuerzos y cenas:

Comer alimentos es mucho más que una forma de llenar nuestro estómago y dejarnos “satisfechos”. La comida afecta nuestra calidad de vida; como nos vemos, como nos sentimos, el peso que tenemos, la energía que llevamos, como nos envejecemos y qué tan saludables somos.

La comida es una poderosa medicina. Es energía e información: cada molécula que existe en nuestro cuerpo se crea a partir de los alimentos que comemos, el agua que bebemos y el aire que respiramos; nosotros, literalmente, «somos lo que comemos».

Director Médico de Salud Universal.

Médico de la Universidad del Rosario de Bogotá. Dedicó 9 años de su vida a la investigación en el área de la Inmunogenética y la Biología Molecular, en Harvard.

Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.

También te puede interesar